Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje No Verbal, en esta ocasión les presentamos un resumen del artículo “Nonverbal Elements of Leadership Behaviour” de los autores Birgit Schyns y Fisela Mohr, que analizan aquellos elementos relativos al comportamiento no verbal de los líderes hacia sus seguidores. Dividiremos el contenido del artículo en el comportamiento no verbal de los líderes (en la presente entrada), la influencia de la manipulación del comportamiento no verbal por parte del lider sobre los seguidores, y por último la influencia de los factores contextuales y de las características individuales de los líderes y seguidores en el comportamiento no verbal en el liderazgo en las siguientes entradas.

Este artículo investiga la importancia del comportamiento no verbal en el contexto del liderazgo. La investigación sobre la decodificación de las interacciones sociales ha demostrado que la calidad o el tipo de relación, así como los estados emocionales relevantes se transmiten de forma no verbal. Con esto en mente, revisamos la literatura existente sobre el comportamiento del liderazgo no verbal. Los comportamientos no verbales examinados en estas áreas de investigación muestran una consistencia notable y, por lo tanto, concluimos que es posible deducir comportamientos efectivos de liderazgo no verbal.

El comportamiento no verbal es de interés en la investigación del liderazgo porque la interacción es una de las principales actividades de los líderes. Gran parte de la investigación existente se ha centrado en los “resultados” de las interacciones sociales, como la satisfacción de los subordinados con los líderes, su compromiso con los objetivos de la organización, la realización de tareas, la calidad de las relaciones entre líderes y seguidores, etc. Rara vez, sin embargo, se han examinado los medios utilizados en estas interacciones. En este artículo, nos enfocaremos precisamente en estos medios, específicamente, en el comportamiento del liderazgo no verbal.

Las señales no verbales son un elemento importante en la interacción social. Los elementos importantes de la comunicación no verbal son los gestos, los movimientos corporales, las posturas, las expresiones faciales, la mirada, etc. Sin embargo, la comunicación no verbal también puede incluir señales auditivas como prosodia, volumen, tempo, tono, ritmo, pausas, etc. En la psicología social, el papel de la expresión facial en la formación de impresiones es bien conocido. Los estudios muestran que la impresión general hecha por una persona está conformada por los siguientes componentes: contenido del mensaje, tono de voz y expresión facial. Se sabe además que en los casos de inconsistencia entre el comportamiento verbal y el no verbal, la información no verbal es la que tiene mayor importancia. Estos resultados de investigación respaldan la noción de que la comunicación no verbal es un medio importante para enviar y recibir información y que la expresión facial es una parte importante de este proceso.

Para entender el comportamiento no verbal en el liderazgo, el artículo se apoya en las investigaciones sobre el liderazgo realizadas por Pigmalión, quien sostiene que los líderes actúan de acuerdo con sus expectativas y, por lo tanto, se comportan de manera diferente con cada seguidor en línea con sus expectativas. Este comportamiento, a su vez, conduce a diferencias en el rendimiento de los seguidores. La investigación de Pigmalión se basa en investigaciones realizadas en aulas, en donde se encontró que los profesores trataban a sus alumnos de forma diferente según sus expectativas (evocadas experimentalmente) sobre el rendimiento de los alumnos. Con esta idea se asumió que las expectativas de los líderes sobre sus seguidores podrían estar influenciadas por información (verdadera o falsa) tal como las expectativas de los maestros en el estudio mencionado anteriormente. Por lo tanto, en un contexto organizacional, los líderes adaptarán su comportamiento hacia sus seguidores de acuerdo con sus expectativas. Esto, a su vez, influye en las creencias de eficacia de los seguidores (es decir, su sensación de competencia en la ejecución de ciertos comportamientos) y, por lo tanto, su rendimiento. Esto significa que las expectativas del líder se vuelven autocumplidas a través de las diferencias en su comportamiento con respecto a cada seguidor. Es importante tener en cuenta que los líderes cambian su comportamiento más o menos inconscientemente cuando se alteran sus expectativas.

La pregunta central es saber qué exhiben los líderes del comportamiento y, especialmente, qué tipo de conductas no verbales han demostrado ser relevantes en el contexto del liderazgo. Como se mencionó anteriormente, la investigación original sobre el efecto Pigmalión se realizó en el aula. Se revisaron varias conductas no verbales que están conectadas con altas expectativas y que fueron exhibidas por los profesores: parece que los profesores sonríen más a los alumnos de los que tienen mayores expectativas; mantienen el contacto visual con más frecuencia y más tiempo con estos alumnos; se acercan físicamente a ellos y muestran diversas formas de postura y lenguaje corporal transmitiéndoles calidez, aceptación y aprobación. Se sabe además que los profesores que se inclinan por sus alumnos son evaluados como mejores profesores. Una disminución en el contacto visual entre el maestro y los alumnos se correlaciona con un aumento en las interrupciones. El comportamiento conmovedor solo se relaciona con un mejor rendimiento de los alumnos cuando este comportamiento fue acompañado por una sonrisa. La investigación también ha demostrado que los maestros mantienen una mayor distancia de los alumnos rechazados que de los demás. Por lo tanto, es evidente que las actitudes de los profesores hacia sus alumnos se muestran de forma no verbal.

El comportamiento no verbal en el liderazgo se ha investigado usando los términos de “liderazgo transformacional” y “liderazgo carismático”. Los conceptos de liderazgo transformacional / carismático se han usado durante mucho tiempo para describir a los líderes extraordinarios. Mientras que originalmente, el carisma se refería a los atributos de los líderes, las investigaciones más recientes se centran en el lado conductual del carisma, es decir, en el liderazgo transformacional. A continuación, se hace referencia a los conceptos tal como se usan en los estudios revisados en el artículo, pero se debe de tener en cuenta que ambas etiquetas, ya sea que se usen como atributo (carisma) o comportamiento (liderazgo transformacional), se refieren al mismo fenómeno.

El liderazgo transformacional es un término que resume el comportamiento de liderazgo excepcional, por lo que se aparta de las teorías más tradicionales orientadas a los rasgos sobre el carisma. La concepción del liderazgo transformacional incluye cuatro dimensiones: (1) influencia idealizada, (2) motivación inspiradora, (3) estimulación intelectual y (4) consideración individualizada. Los líderes transformacionales se caracterizan por el uso de visiones para influenciar a sus seguidores. Motivan a través de la inspiración y estimulan a sus seguidores intelectualmente. Los líderes transformacionales hacen uso de la consideración individualizada, lo que significa que consideran las necesidades individuales de cada uno de sus subordinados.

En la siguiente entrada se mostrarán estudios en los que se manipula el comportamiento no verbal de los líderes para descubrir qué conductas son relevantes en el contexto del liderazgo transformacional o carismático.