Club del Lenguaje no Verbal

Por cortesía de la Fundación Universitaria Behavior & Law

Mes: noviembre 2017

Los gestos de manos de los líderes y la influencia en sus seguidores. Club Lenguaje No Verbal

Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje No Verbal, en esta ocasión les presentamos un resumen del artículo “How leaders influence followers through the use of nonverbal communication”, de los autores Samuel Temple, y Linda Talley de la Universidad de Houston, que muestran cómo los líderes pueden influir en los seguidores a través del uso de la comunicación no verbal (en concreto, a través de los gestos de sus manos).

Los expertos, los bloggers y los medios de comunicación han comentado sobre el significado de la comunicación no verbal para las figuras políticas, y los líderes empresariales de todo el mundo utilizan la comunicación no verbal en sus discursos. Los observadores son capaces de interpretar la comunicación no verbal, percibiendo así al comunicador con ideas atractivas o distanciadoras, por lo que se entiende que la atracción entre un líder y su seguidor está determinada por la comunicación no verbal que muestra el líder, y la percepción e interpretación del seguidor del significado de estos mensajes no verbales.

 Algunos investigadores han demostrado que la comunicación no verbal juega un papel más importante que la comunicación verbal debido a la naturaleza espontánea de esta comunicación, mostrando estados emocionales involuntariamente comunicativos o fugaces a través de pantallas o gestos. Por ejemplo, los gestos de las manos de los líderes pueden afectar a los seguidores sin que los líderes sepan en ocasiones lo que transmiten sus gestos, en términos de significado e impacto (aunque cuando los líderes conocen qué significados pueden transmitir, pueden aprovecharlo y así tener una mejor oportunidad de transmitir sus mensajes en función de sus objetivos).

El presente estudio se basa en el significado e impacto de los gestos con las manos, la inmediatez no verbal y la interacción social. Algunas investigaciones sugieren que cuanto más inmediatez no verbal usa una persona, más personas la evaluarán de manera positiva y preferirán estar cerca de él o ella. Aunque este trabajo se basó en evaluaciones de docentes y estudiantes, la misma teoría debería ser válida para una evaluación de líder y seguidor ya que ambos estudios muestran un desequilibrio de poder.

El estudio busca probar las siguientes hipótesis:

H1. Los gestos positivos con las manos tendrán un mayor efecto en la capacidad de los participantes de percibir la inmediatez no verbal en los líderes en comparación con los gestos defensivos de las manos en presencia de un canal de sonido verbal.

H2. Los gestos defensivos de las manos que incluyen un canal de sonido verbal tendrán un efecto menor en la capacidad de los participantes para percibir la inmediatez no verbal en los líderes, en comparación con los gestos que no incluyen gestos manuales que incluyen un canal de sonido verbal.

Para probar ambas hipótesis, se realizó el siguiente experimento: Se prepararon 3 vídeos que muestran a un líder que presenta un mensaje positivo a los seguidores. La variable independiente, gestos con las manos, consta de tres niveles: gestos positivos con las manos, gestos defensivos con las manos, y gestos neutros con las manos.

Se consideran “gestos positivos con las manos” los siguientes gestos: Manos comunitarias (la posición de las manos muestra la palma hacia arriba o vertical al suelo), manos de humildad (las manos se juntan frente a la persona a la altura de la cintura), y manos en pendiente (las manos forman un campanario con las yemas de los dedos tocando).

Se consideran “gestos defensivos con las manos” los siguientes gestos: Manos en los bolsillos (una o ambas manos), brazos cruzados, y manos detrás de la espalda.

Los gestos neutrales con las manos se refieren a los gestos en los que el líder mantiene las manos a su lado durante todo el discurso.

Cada uno de los tres vídeos de un minuto de duración usa uno de los tres tipos de gestos. Todos los vídeos usaron al mismo actor que retrata a un líder de una organización que realiza el mismo discurso de un minuto y que varía solo en el uso de los niveles de gestos de la mano definidos por el experimento. La premisa básica del discurso fue positiva ya que el mensaje verbal usó palabras y mensajes inspiradores, y el contenido del discurso fue la entrega de buenas noticias a la audiencia. El actor memorizó el discurso para que cada tratamiento proporcionara el mismo mensaje verbal y pareciera natural para el actor. El actor se vistió igual para todos los videos.

Los participantes (89 hombres y 121 mujeres) son profesionales comerciales, ya sean empleados o por cuenta propia. Cada participante vio uno de los vídeos (asignado al azar) y respondió a las preguntas de la encuesta. Después, el participante completó el Informe de Observación de la Escala de Inmediación No Verbal (NIS-O), que utiliza una escala de cinco puntos como respuestas, que va de nunca (1) a muy seguido (5), y una puntuación total que van de -52 a 52. Este instrumento mide la atracción o distancia de una persona hacia la otra (este instrumento se utilizó previamente en estudios de liderazgo y comunicación no verbal).

El instrumento NIS-O incluye 26 preguntas que brindaron al participante la oportunidad de evaluar los gestos con las manos de un líder y luego hacer una evaluación. Las preguntas se usaron para determinar el grado de inmediatez de los participantes y cómo los participantes perciben los gestos de la mano del líder.

Los resultados del experimento mostraron que el grupo de gestos manuales positivos obtuvo una puntuación de atracción significativamente más alta que los gestos neutrales o defensivos. En cuanto a los gestos neutrales y defensivos, los resultados no difirieron significativamente los unos de los otros. Por tanto, esto establece que los gestos manuales positivos crean atracción en  los espectadores.

Se concluye por tanto que, debido a que los gestos con las manos en la comunicación se pueden observar fácilmente desde el principio hasta el final de una interacción por parte de un seguidor, si un líder quiere ser más eficaz en la creación de una conexión emocional con los seguidores para crear un cambio, entonces, comprender el significado de los gestos de la mano es fundamental para el éxito. Este estudio revela lo que un líder puede hacer con sus manos para crear más inmediatez con los seguidores simplemente usando gestos positivos específicos y minimizar los sentimientos de falta de inmediatez al no regular los gestos con las manos ni los gestos defensivos de las manos. Al centrarse en gestos específicos de las manos, los líderes pueden ver cómo un pequeño cambio puede tener un impacto positivo en su relación con los seguidores para su aceptación en lugar de rechazo.

Influencia del apretón de manos en la negociación cooperativa. Club Lenguaje No Verbal

Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje No Verbal, en esta ocasión les presentamos un resumen del estudio “Handshaking Promotes Cooperative Dealmaking”, de los autores Juliana Schroeder y Jane Risen, de la Universidad de Chicago, y Francesca Gino y Michael I. Norton de la Universidad de Harvard, en donde investigan como puede influir un apretón de manos en las negociaciones.

Terminamos esta serie de artículos relativos al “apretón de manos” con el siguiente estudio en el que los investigadores sugieren que los apretones de manos antes de las negociaciones -o la falta de ellas- sirven como sutiles pero críticos indicadores de los motivos sociales de los negociadores. En particular, los apretones de manos indican buena disposición para actuar cooperativamente durante las negociaciones. Se propone en el estudio que los apretones de manos aumentan los comportamientos de cooperación en la mesa de negociaciones y, como resultado, influyen en los resultados.

La investigación cuenta con 4 estudios. El primer estudio examina si los apretones de manos son especialmente relevantes para las negociaciones, en contraste con otros gestos no verbales porque la gente se siente más cómoda al iniciarlos al inicio de una negociación. Para ello, se realizaron encuestas a 50 trabajadores (34 hombres, media de edad 31 años) a los que les preguntaba qué gesto, de una lista de 12, le haría sentir más cómodo antes de un proceso de negociación, y qué gesto incitaría a cooperar. Los trabajadores podían seleccionar varios gestos.
El 100% de los participantes informaron que estarían cómodos estrechando la mano con el otro al inicio de la negociación, y el 90% de los participantes también informaron que estarían cómodo haciendo contacto visual. La mayoría de los participantes también eligió el apretón de manos como el único comportamiento que llevaría a la experiencia de negociación más cooperativa (34 personas), significativamente más que el número que selecciona contacto visual (13 personas)

El segundo estudio examina si las personas tienen la creencia intuitiva de que un apretón de manos señala la cooperación. Se realizó el estudio con 106 pares de estudiantes de MBA que tuvieron que completar su negociación en clase con un compañero aleatorio. Se comprobó que proporcionalmente, las parejas que iniciaron la negociación estrechando las manos (74 parejas) consiguieron mayores resultados de negociación conjunta que aquellos que no realizaron el apretón de manos.

En el tercer estudio 120 estudiantes universitarios fueron asignados aleatoriamente en pares, en los que cada par representan una entrevista de trabajo en donde quien hace de jefe y quien hace de candidato, deben de negociar salario, fecha de inicio y ubicación. La mitad de las parejas comenzarán estrechando la mano, la otra mitad no lo hacen. Las parejas que se estrecharon la mano discutieron sus preferencias de manera más abierta, mintieron menos, y eran más propensos a inclinarse hacia las ideas del otro.

 El cuarto estudio estudió el efecto del apretón de manos al comienzo de negociaciones conflictivas. Para ello, 170 ejecutivos (133 hombres) se asignan en pares aleatorios en donde uno realiza el papel de vendedor y otro de comprador. La mitad de los pares estrechan la mano antes de la negociación (procedimiento similar al anterior estudio). En este caso, el comprador sabe que el bien inmueble en venta se utilizará como comercio, y no de forma residencial, por lo que el bien inmueble es mucho más valioso, por lo que mentir acerca de esa información es tentador. El vendedor no sabe esta información, y ambos deben de acordar un precio entre $40 y $60 millones. En los resultados se mostró que las parejas que realizaron el apretón de manos negociaron precios más equitativos y los compradores fueron menos propensos a mentir o mintieron parcialmente.

 Las conclusiones por tanto del estudio son las siguientes: Los apretones de manos son gestos no verbales consecuentes en las negociaciones ya que la gente se siente cómoda iniciando negociaciones a través de este gesto que interpretan como cooperativo. Los apretones de manos aumentan los comportamientos cooperativos, afectando por tanto a los resultados de las negociaciones. Los pares asignados aleatoriamente en el estudio que realizaban el apretón de manos eran más propensos a revelar abiertamente sus preferencias sobre el negocio, lo que ayudó a mejorar los resultados. Además, tenían menos probabilidades de mentir sobre sus preferencias y acuerdos elaborados.

Queda por tanto demostrado que el apretón de manos promueve la adopción de estrategias cooperativas e influye en los resultados de la negociación.

El poder de un apretón de manos: correlatos neuronales de la evaluación. Juicios en interacciones sociales observadas.

Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje No Verbal, en esta ocasión les presentamos un resumen del estudio “The Power of a Handshake: Neural Correlates of Evaluative Judgments in Observed Social Interactions”, de los autores Sanda Dolcos , Keen Sung, Jennifer J. Argo , Sophie Flor-Henry , y Florin Dolcos, en el que se investiga si el apretón de manos puede influir en la forma en que los individuos evalúan la interacción social y y en los intereses en interacciones posteriores.

En el estudio referido, se investigan por una parte los correlatos neuronales observados en las interacciones sociales en un entorno empresarial, en el cual los estímulos dinámicos de todo el cuerpo muestran el enfoque y la evitación de comportamientos que fueron precedidos o no por un apretón de manos y fueron continuados por las calificaciones de estos comportamientos de los participantes. Por otra parte, se investiga el efecto del apretón de manos (como una forma de saludo formal) sobre la percepción de las conductas de aproximación y evitación.

La investigación fue realizada con 18 adultos jóvenes y sanos entre 18 y 34 años (9 hombres y 9 mujeres). Los participantes fueron hablantes nativos de inglés y no tenían antecedentes de enfermedades psicológicas o psiquiátricas. La tarea consistió en la proyección de una serie de videos animados no verbales de 10 segundos de duración que muestran interacciones huésped-anfitrión en una interacción comercial. Los participantes vieron al huésped siendo recibido por un anfitrión (condición de interacción social) o un recorte de cartón como anfitrión (sin interacción social / condición de control).

El anfitrión muestra, o bien comportamientos que invitan a una mayor interacción social (condición de aproximación) o bien comportamientos que pueden indicar falta de interés en una mayor interacción (condición de evitar). En la condición de acercamiento, los anfitriones se acercaron físicamente al invitado dando un paso hacia él / ella mientras mostraban una postura “abierta”, reflejada en sus brazos abiertos y su cara sonriente. Por otro lado, en la condición de evitación, el anfitrión se alejó mientras mostraba una postura “cerrada” reflejada en brazos / piernas cruzadas y una mueca en su rostro. Además, había dos grados de conductas de acercamiento y evitación: uno más suave y uno más fuerte. En la fuerte condición de acercamiento, además de acercarse al invitado con una postura abierta, el anfitrión también le da un golpecito amistoso en el hombro, mientras que en la fuerte condición de evitación, además de alejarse físicamente del huésped mostrando una postura cerrada, el anfitrión también se sienta indiferente en una silla.

Dentro de cada condición, en la mitad de las pruebas, la interacción social comenzó con un apretón de manos iniciado por el anfitrión como parte del protocolo de saludo.

Los resultados obtenidos en la investigación fueron los siguientes:

La calificación de confianza e interés en hacer negocios fue mucho mayor en las conductas de acercamiento que en las conductas de evitación. En cuanto al efecto del apretón de manos como precedente a la interacción social, aumenta las impresiones positivas y atenúa las negativas en comparación con la ausencia de contacto físico, siendo mucho más fuerte el efecto del apretón de manos en las conductas de acercamiento (impresiones positivas) que en las conductas de evitación (impresiones negativas).

Con respecto a las áreas cerebrales comunes involucradas independientemente del tipo de interacción social, los análisis revelaron un conjunto de regiones que respondieron más fuertemente a las películas de interacción social (tanto en acercamiento como en evasión) que a las películas sin interacción.

Concluyen por tanto los investigadores que un apretón de manos que precede a las interacciones sociales influye positivamente en la forma en que los individuos evalúan a los individuos que forman parte de la interacción social, aumentando su interés en interacciones posteriores, al tiempo que revierten el impacto de las impresiones negativas.

El apretón de manos como interacción social. Club Lenguaje no Verbal.

Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje No Verbal, en esta ocasión les presentamos un resumen del artículo “The Handshake as interaction”, de los autores Peter M. Hall, Profesor de Sociología de la Universidad de Missouri (Columbia), y Dee Ann Spencer Hall, Profesor asociado de Sociología de la universidad de Missouri Central (Warrensburg), sobre los orígenes del “apretón de manos” y las teorías semióticas que lo rodean.

El apretón de manos es un acto físico y social entendido como una forma de comunicación no verbal que marca los comienzos y terminaciones de nuestra interacción con otros. Los autores del artículo se han centrado en el origen del acto, en el significado asociado a esta acción según los tipos, formas y ocasiones en las que se realiza, y en sus variaciones subculturales.

El origen del apretón de manos data del año 1900, donde en la cultura Árabe se realizaba el ritual de besar la mano del superior y posteriormente retirar la mano de quien besa para no recibir el mismo honor. El conflicto generado entre dos personas que desean mostrar obediencia al contrario besando su mano, y a la vez evitar ser besado en la propia, resultó en el reconocimiento de que “las manos no deben de ser besadas”. El apretón de manos tiene así el significado general de igualdad y expresa el respeto mutuo por ambas partes.

La forma y el significado del apretón de manos ha cambiado históricamente y varía culturalmente. Así, en la antigua Grecia era un signo acogedor de amabilidad, hospitalidad y confianza, y en la Europa medieval era un signo de confianza entre reyes y caballeros. Un ejemplo de variación cultural proviene de Nigeria, donde el típico apretón de manos comienza cuando las personas agarran los pulgares y luego las manos se separan con el chasquido de los dedos de la mano de las otras personas. Mientras tanto, el subordinado en la interacción hace una leve inclinación, dobla una rodilla, y baja la cabeza en deferencia al superior.
Ejemplos de variaciones subculturales son encontrados en los Estados Unidos en los que la población de raza negra se saludan agarrando y entrelazando los pulgares mientras que la población de raza blanca se saluda utilizando el agarre de palma a palma. Tales variaciones claramente representan las expresiones de identidades separadas y valoradas, si bien a menudo, como símbolo de entendimiento e igualdad, individuos de raza blanca usan el apretón de manos agarrando pulgares cuando se encuentran con individuos negros.
Siendo entendido el apretón de manos como una expresión de identidad, encontramos en los rituales secretos de órdenes secretas, hermandades y fraternidades, apretones de manos que no deben revelarse a los forasteros y los no iniciados.

En el apretón de manos es tan importante la manera de realizarlo como la reciprocidad de la otra parte. El inicio del apretón de manos puede volverse problemático si la actividad es interrumpida. Un apretón de manos no recíproco puede definir a la otra persona como socialmente grosera por ejemplo en un mitin político o convención sociológica, mientras que un apretón de manos mal realizado en el que sientes la mano contraria flácida sugiere la falta de interés de la persona contraria en realizar cualquier interacción. Del mismo modo, la variación en la resistencia táctil durante el apretón de manos influirá igualmente en nuestra percepción. Por ejemplo, una palma húmeda sugiere nerviosismo en el otro, y una mano que ofrece una fuerza y resistencia mayor que la propia sugiere que la otra persona es más poderosa o se encuentra más seguro de sí mismo que nosotros. En cualquier caso, cualquier gesto realizado en el apretón de manos afectará en la percepción que tenemos sobre el otro.

Cuando en el apretón de manos ambos se encuentran con la misma resistencia, existirá poca o ninguna alteración en el comportamiento ritual y por tanto ocasionará poca influencia en la percepción que tenemos de la otra persona, y en la que la otra persona tiene de nosotros. Es por ello que, suponiendo que ambas partes estén de acuerdo en el apretón de manos, el acto debe de ser coordinado, anticipando la acción y presión necesaria para dar una visión congruente de uno mismo. Se concluye por tanto, que el apretón de manos es una acción social que influye en la percepción que tenemos de la otra persona y en la imagen que proyectamos sobre nosotros mismos.

Debido a la importancia que tiene el apretón de manos en la comunicación no verbal, se realizará una serie de entradas correlativas sobre este tema, tratando aspectos como el papel de la etnicidad y el género en dicho acto, el poder del apretón de manos, o la influencia existente entre el apretón de manos y los posteriores comportamientos cooperativos.

Recordamos que si desea interpretar la comunicación no verbal con rigor científico y convertirse profesionalmente en analista del comportamiento no verbal, dispone del Máster Online en Comportamiento No Verbal y Detección de la Mentira.