Estimados amigos, os dejo en esta ocasión con la definición del Centro Virtual Cervantes del término proxémica. Es una definición muy clarificadora para todos aquellos que no hayáis oido hablar del término y queráis realizar un primer acercamiento.

espaciopersonal001 Definición de proxémica o proxemia

Se conoce como proxémica la parte de la semiótica (ciencia que estudia el sistema de signos empleado en la comunicación) dedicada al estudio de la organización del espacio en la comunicación lingüística; más concretamente, la proxémica estudia las relaciones -de proximidad, de alejamiento, etc.- entre las personas y los objetos durante la interacción, las posturas adoptadas y la existencia o ausencia de contacto físico. Asimismo, pretende estudiar el significado que se desprende de dichos comportamientos.

La competencia proxémica permite a las personas crear un marco de interacción acorde con unas coordenadas espaciotemporales que expresan determinados significados y que, en ocasiones, obedecen a un complejo sistema de restricciones sociales que pueden observarse en relación con el sexo, la edad y la procedencia social y cultural de las personas. A veces, la distribución del espacio está establecida de antemano, por ejemplo, en la sala de un juicio o en una ceremonia religiosa.

El origen de la proxémica está relacionado con los estudios que los etólogos habían realizado acerca de la importancia de la distribución espacial en las interacciones entre animales. En los años sesenta del siglo XX, un grupo de estudiosos de las ciencias sociales, entre ellos el antropólogo Edward T. Hall, aplicaron el modelo que etólogos como Huxley o Lorenz habían diseñado para el mundo animal al estudio de la comunicación en las sociedades humanas. Hall identificó varios tipos de espacio, entre ellos el denominado espacio personal o informal. Este espacio no es otro que el creado por los participantes de una interacción y que varía en función del tipo de encuentro, la relación entre los interlocutores, sus personalidades y otros factores. Diseña un modelo en el que clasifica el espacio personal en cuatro subcategorías:

  1. Espacio íntimo, que va desde el contacto físico hasta aproximadamente 45 cm. Esta distancia podría subdividirse en dos intervalos distintos: entre 0 y 15 cm, distancia que presupone el contacto físico y que tendría lugar en situaciones comunicativas de máxima intimidad (por ejemplo, durante el mantenimiento de relaciones afectivas); y entre 15 y 45 cm, que se corresponde con una distancia menos íntima pero inserta en un marco de privacidad.
  2. Espacio casual-personal, que se extiende desde 45 cm a 120 cm. Es la distancia habitual en las relaciones interpersonales y permite el contacto físico con la otra persona.
  3. Espacio social-consultivo, que abarca desde los 120 cm hasta los 364 cm y aparece en situaciones donde se intercambian cuestiones no personales.
  4. Espacio público, que va desde esta última hasta el límite de lo visible o lo audible. A esta distancia los participantes tienen que amplificar recursos como la voz para posibilitar la comunicación. Por ejemplo, durante una conferencia.

El propio E. T. Hall señala que este modelo está basado en sus observaciones de una muestra particular de adultos y por tanto, no es generalizable a todas las sociedades.

Es evidente que existen normas diferentes en cada cultura para el lugar y la distancia que se deben mantener en determinadas situaciones y que transmiten información sobre la relación social entre los participantes. Existe una distancia adecuada para cada situación de acuerdo a unas reglas establecidas por la comunidad que los participantes conocen, o deben aprender, para moverse con éxito en las relaciones interpersonales y evitar conflictos o interpretaciones erróneas.

Es, por tanto, necesario que los aprendientes reconozcan y utilicen los diferentes códigos proxémicos utilizados en la cultura de la lengua que aprenden para evitar conflictos durante los intercambios comunicativos. Puede resultar interesante presentar visualmente modelos de comportamiento proxémico en diversos grupos sociales y durante diferentes situaciones comunicativas en sociedades donde se habla español.

Otros términos relacionados

Comunicación no verbal; Cinésica; Etnografía de la comunicación; Cortesía; Competencia sociocultural.

Bibliografía básica

  1. Casalmiglia, H. y Tusón, A. (1999). Las cosas del decir. Barcelona: Ariel.
  2. Crystal, D. (1987). Enciclopedia del lenguaje de la Universidad de Cambridge. Madrid: Taurus: 1994.
  3. Greimás, A. J.; Courtés, J. (1982). Semiótica. Diccionario razonado de la teoría del lenguaje. Madrid: Gredos,1990.
  4. Poyatos, F. (1994). La comunicación no verbal I. Cultura, lenguaje y conversación. Madrid: Istmo
  5. Poyatos, F. (1994). La comunicación no verbal II. Paralenguaje, kinésica e interacción. Madrid: Istmo.

Bibliografía especializada

  1. Hall, E. T. (1959). The silent language. Nueva York: Doubleday y Co.
  2. Knapp, M. L. (1980). La comunicación no verbal. El cuerpo y el entorno. Barcelona: Paidós,1992.

19 comentarios para “Definición de proxémica o proxemia”

Deja un comentario

banner_B&L

Formación Universitaria

logo_master_C

Investigación

logo_nonverbal

banner-forensic

Seminarios

logo_deteccion

¡Apúntate!

 

 

 

1.- Suscríbete al Club.

2.- Descarga tu material exclusivo (artículos, informes y vídeos).

3.- Recibe nuestros nuevos artículos recien salidos del horno.

Translate this page

My Twitter followers

sergio45627E_de_MadridJoseJuarezTVeronicaIAGComprarchapasPereboschcoapnlLTL_Andreasoloriovero77autotalleresferLetterMarceloMarietaMartnJorge190107Anecuza02arabrujo75rgarcia39GermendepazSaraBardajiProteopiscinasLizm2e2Im_Qno
Follow me

Hazte FAN del CLub

Nube de etiquetas