Club del Lenguaje no Verbal

Por cortesía de la Fundación Universitaria Behavior & Law

Mes: Febrero 2010

En la sala de reuniones

sala_reuniones_no_verbalEn el mundo empresarial y ejecutivo una de las aportaciones más interesantes de la PROXEMIA la encontramos en el terreno de la negociación y de la gestión de reuniones. Debemos tener en cuenta que la forma en la que manejemos el espacio influirá definitivamente en la percepción que los demás tengan de nosotros.

En la sala de reuniones podremos utilizar el espacio para transmitir superioridad, igualdad, o subordinación. De la misma manera podremos hacer que los participantes experimenten una de estas sensaciones. En función de nuestra posición en la mesa de reuniones distinguimos diferentes puestos:

Puesto enfrentado. Nos sentamos frente a nuestro interlocutor estando una a cada lado de la mesa y mirando los defectos. Con esta posición reflejamos firmeza nuestra posición en la negociación con el asunto que se esté tratando. Mantenemos las distancias. No ofrecemos excesiva confianza. Si la reunión es con miembros del mismo equipo, se establece una relación de superior-subordinado.

Puesto cooperativo. Nos sentamos en el mismo lado de la mesa que nuestro interlocutor y conversamos con él formando un ángulo de 45°. Reflejamos confianza, cordialidad y cooperación. Es muy útil cuando queremos acercar posturas. En el puesto cooperativo la percepción de que estamos escuchando activamente a la otra persona es muy superior a la que se genera mediante un puesto enfrentado. Esta posición nos permite interpretar perfectamente la comunicación no verbal.

Puesto de esquina. Nos situamos junto a nuestro interlocutor pero con una esquina entre ambos. Esta posición nos permite percibir las señales no verbales. Genera cercanía, pero a su vez, mantiene una pequeña barrera entre ambos que nos proporciona seguridad. Si queremos generar cercanía y cordialidad con la persona que no es la primera vez que mantenemos una reunión con ella, sería más adecuado una posición de esquina que una posición cooperativa. Si ya existe una pequeña confianza con otra persona podríamos pasar al puesto cooperativo.

Unos días antes escribir este artículo, un amigo y cliente que asistía a uno de nuestros seminarios, el cual es director comercial de una empresa española, me planteaba el siguiente caso:

“Normalmente con carácter semanal, mantengo una reunión con mis jefes de departamento, los cuales a su vez tienen varias personas a su cargo que también están presentes en la reunión. El 99% de las veces, cuando nos reunimos, yo me siento en la cabecera de la mesa, en la presidencia. A continuación y en la zona más cercana a mí se sientan los jefes de equipo y después de éstos, sus subordinados. Actualmente no me siento muy conforme con el desempeño de los jefes de equipo. ¿Puede utilizar la PROXEMIA para reflejar mi descontento para con ellos?”

Al acabar el seminario, después de conocer el impacto que la utilización del espacio puede tener sobre las emociones, él mismo llegó a la conclusión de que en la próxima reunión iba a situar a sus jefes de equipo en la zona más alejada a él, y al resto de colaboradores situados en la zona más cercana a él.

El efecto fue muy intenso generando fuertes emociones en su equipo. Éste hecho fue el punto de partida para iniciar un acercamiento de puntos de vista.

.

Rafael López Pérez – Socio director PotenZiaT – Director Club Lenguaje No Verbal

Las distancias se extienden a nuestros sentidos

no_verbal_mp3Nuestro espacio íntimo y personal, es decir, nuestra burbuja de aire, viene delimitada por nuestros sentidos. Aspectos prácticos podemos generalizar la medida para todos los individuos de una determinada cultura. Pero realmente esa medida será específica e individual para cada persona. Una persona puede sentir que su espacio está siendo violado cuando experimenta un sonido estridente, un olor desagradable o una mirada inapropiada. Este hecho se ve reflejado en la manera mediante la cual muchas personas en situaciones cotidianas de invasión de su espacio personal se protegen, siendo la más significativa actualmente el uso de los auriculares y reproductores MP3. Es una manera de bloquear nuestro sentido auditivo para evitar la sensación de nerviosismo producida por la invasión de nuestro espacio personal.

.

Rafael López Pérez – Socio director PotenZiaT – Director Club Lenguaje No Verbal

El maestro

hall

Edward T. Hall, en el año 1966 acuñó el término PROXEMIA para designar el conjunto de teorías y observaciones interrelacionadas acerca del uso del espacio por los hombres como muestra de una especializada elaboración cultural. Este autor es el referente en PROXEMIA y no existe en la actualidad ninguna obra con mayor trascendencia en este terreno que su libro “La dimensión oculta”. Las dos claves de la aportación de Hall son por una parte el establecimiento y concreción de las distancias del ser humano y por otra el concepto de que el espacio es entendido por las distintas culturas de diferentes maneras.

La distancia íntima. Es el espacio de aire existente a nuestro alrededor. Entrar en este espacio sólo es aceptable para las personas con relación más íntima. La medida dependerá de cada cultura. En Norteamérica este espacio abarcaría 45 centímetros alrededor de nuestro cuerpo. Las culturas latina o mediterránea ven reducidas a distancia en unos 5 ó 10 centímetros. Es la distancia del acto de amor y de la lucha, de la protección y el confortamiento. Dentro de la distancia íntima podremos distinguir la fase cercana y la fase lejana. En la fase cercana a cualquier parte de nuestro cuerpo puede tocar el cuerpo de la otra persona. En la fase lejana difícilmente podremos alcanzar a la otra persona con alguna parte de nuestro cuerpo pero sí podremos hacerlo fácilmente con las manos. Debido al gran abanico de estímulos sensoriales recibidos, penetrar en esta zona incrementa los niveles de adrenalina y las pulsaciones, causa nerviosismo y hace cambiar a la persona su forma habitual de comportamiento.

La distancia personal. Podemos asimilar este espacio como nuestra esfera o burbuja protectora. Para la población norteamericana es el espacio existente a partir de 45 cm y hasta 1,2 m. En nuestra cultura este espacio también se reduce de manera proporcional. En esta distancia igualmente podremos distinguir entre una fase cercana y una fase lejana. Una fase cercana estirando el brazo podríamos tocar a la persona y en la fase lejana ya estaría fuera de nuestro alcance. Sólo nos sentiremos cómodos si la persona que penetra en nuestra burbuja de aire es de confianza.

La distancia social. Es la zona de las relaciones interpersonales. En Norteamérica se extiende desde los 1,2 m hasta los 3 m. En nuestra cultura también se verá proporcionalmente reducida esta distancia. En una cultura mediterránea o latina mantener una conversación con una persona a una distancia superior a 2 m no es una situación muy habitual.

La distancia pública. En esta distancia las personas están fuera de su círculo de implicación, compromiso o envolvimiento. Para los estadounidenses hablaríamos la distancia superior a los 3 m.

Es evidente que en el terreno de las emociones las distancias que toman mayor importancia son la íntima y la personal. Actuando sobre estas distancias estaremos actuando sobre las emociones.

.

Rafael López Pérez – Socio director PotenZiaT – Director Club Lenguaje No Verbal

Proxemia Real

proxemica_realFuente: El Pais.com

Fecha: 17/02/2010

Desde que nacemos toda nuestra vida se desarrolla en torno a territorios. Vivimos en nuestro planeta, en nuestro continente, en nuestro país, en nuestra comunidad o provincia, en nuestro municipio, en nuestro barrio, en nuestra casa, tenemos nuestra habitación, tenemos nuestra cama, y por supuesto, en nuestro trabajo, tenemos también nuestro espacio.

Cualquier criatura sobre la faz de la tierra tiende a definir y defender un territorio como propio dentro del cual actúan con mayor seguridad (Konrad Lorenz, 1963 y Desmond Morris, 1967) El comportamiento del ser humano frente a la propiedad y defensa del territorio que considera como suyo, es análogo a la actitud de otros animales irracionales como la hiena y el león (Robert Ardrey, 1966). El hecho de forzar a los seres a disponer de un espacio, un ambiente y unas condiciones bastante diferentes de las que acostumbra, origina una perturbación de sus normas de conducta, que pueden llegar a producir una gran ansiedad (John B. Calhoun, 1962). La territorialidad tiene como trasfondo la necesidad de supervivencia, así que, cualquier incursión en el territorio que otro ser humano considera como propio generará la activación de un mecanismo de defensa (Héctor Gómez, 1994).

El espacio que nos rodea genera fuertes emociones en nosotros, tanto positivas como negativas. No es de extrañar, por tanto, que manejando el concepto de espacio asociado con diferentes disciplinas como el marketing, los recursos humanos, o nuestra propia vida personal, podamos incidir directamente sobre las emociones de las personas que nos rodean y como sabemos, la emoción es el punto de partida para la motivación.

En la fotografía que nos ocupa, comprobamos cómo existen varios elementos clave en la utlización de la proxemia aplicada a la getión de reuniones, pero todo ello dentro de una situación especial en la cual quieren ofrecer la imagen de cordialidad y hospitalidad pero… nosotros somos los que mandamos. La persona de mayor rango se sentará en la presidencia pero siempre de cara ala puerta. Tener una puerta en la espalda (directa o en diagonal) es incomodo para cualquiera. Desde nuestro punto de vista en una reunión de negocios, si queremos adquirir una postura “dura” utilizaremos estas situación. Si queremos optar por una posición más relajada y de colaboración situar a nuestro invitado de espaldas a la puerta no será lo más adecuado.

Por otro lado vemos como las personas de mayor rango de cada país están situadas en las presidencias de la mesa.  A su derecha la siguiente en escalafón de rango y a su izquierda la siguiente. Obama y el Rey Juan Carlos están dispuestos en una posición enfrentada, tal y como manda el protocolo, pero esta posición nunca será la que nos ayude a conseguir un acuerdo, a conseguir colaboración por parte de nuestro interlocutor. En una reunión comercial o de negocions, habría que valorar si nos interesa más romper el protocolo y situar a los interlocutores en posición de cooperación o de esquina.

Otro detalle que podemos comprobrar es cómo ambos mandatarios se sientan en sillas con brazos mientras que el resto lo hacen en sillas sin estos cómodos apéndices. Siempre ha habido clases.

En cuanto al territorio de la mesa, está perfectamente marcado por el centro de mesa y por unos saleros situados entre las personas de los laterales. Esto divide la mesa en seis cuadrantes o espacios de cada una de las personas.

En este artículo hemos analizado diferentes aspectos de la proxemia y no es de nuestro interés entrar en el terreno de los gestos o posturas, pero no debemos dejar pasar otro aspecto muy interesante: la postura de Obama. ¿Piernas cruzadas sentado a la mesa? ¿rechazo inconsciente a la figura del Rey? ¿rechazo consciente? ¿es de extrañar este hecho en el representante del país paradigma de la democracia? ¿entrará en la cabeza de Obama que una persona ocupe un puesto por designación divina? ¿será una manipulación inconsciente que refleja relajación y coridialidad? Todo esto es harina de otro costal.

En definitiva, la división de los espacios o territorios personales tienen un efecto en el mundo empresarial y personal mucho más fuerte que lo que puede parecer a simple vista. Os invitamos a suscribiros a nuestro Club para descubrir en sucesivos artículos los misterios de la proxemia.

.

Rafael López Pérez – Socio director PotenZiaT – Director Club Lenguaje No Verbal

.

NOTA: El presente artículo es un artículo de opinión. La interpretación de la Comunicación no Verbal debe ajustarse a dos reglas fundamentales: intepretar los gestos como parte de una “frase” , es decir, de manera correlativa, e intepretar los gestos en función del contexto. Cuando analizamos una fotografía estamos carentes, en cierto modo, del contexto y la correlación de gestos. Ello puede inducirnos a error. En cualquier caso, tan solo pretendemos que éste sea un ejercicio de decodificación de los mensajes subliminales que a nivel subconsciente podemos enviar y recibir a través del lenguaje no verbal. Siempre con el objetivo último de difundir la importancia de la Comunicación No Verbal entre nuestros lectores.

Un emblema en toda regla: la peineta de Aznar

peineta_aznar_no_verbal

Fuente: elperiodico.com

Foto: EFE

Una de las clasificaciones más interesantes realizadas por Paul Ekman a lo largo de sus númerosos años de estudio y publicaciones en el ámbito del lenguaje no verbal es la de los gestos en tres tipos: los emblemas, las ilustraciones y las manipulaciones.

Los emblemas son signos realizados con el cuerpo que tienen un significado concreto en una cultura concreta. Por lo general se hacen de manera intencionada, pero en ocasiones pueden ser realizados de manera inconsciente. Cuando se pretende hacer de manera consciente, este signo será muy marcado y evidente. Cuando el signo se realice de una manera velada o parcial, estaremos ante una realización inconsciente. Además, el emblema realizado de manera consciente se le presentará claramente al interlocutor, ya que lo que pretendemos, es sustituir el lenguaje verbal y nuestra intención es que nos entiendan a través de ese signo. Si es un emblema inconsciente no se lo presentaremos a nuestro interlocutor de una manera clara, será como decirnos a nosotros mismos lo que nos gustaría decirle a él. La realización de este tipo de signos de manera inconsciente será un fiel reflejo de que la persona intenta ocultar parte del mensaje.

Las ilustraciones son un conjunto de gestos que intentan subrayar y amplificar el mensaje verbal. Habitualmente se realizan con las manos, pero también podemos enfatizar el mensaje mediante el uso de los músculos faciales y en menor medida del resto el cuerpo. El uso de las ilustraciones dependerá de cada individuo, siendo lo verdaderamente importante para nosotros la variación que se produzca de dicho uso durante el discurso. Una persona que no utilice este tipo de indicadores no verbales y en un momento concreto del discurso aparezcan, estará demostrando que, en ese momento concreto, presenta un incremento emocional.

Las personas utilizamos las ilustraciones cuando nos resulta difícil encontrar la manera de explicarnos verbalmente o cuando creemos que a nuestro interlocutor le costará entender lo que estamos diciendo. Bajo nuestro punto de vista, estos indicadores serán muy importantes en el discurso político, por su carácter visual, porque pueden ayudar a que el mensaje sea entendido por un público heterogéneo y porque demuestra el compromiso del político con el contenido de su discurso. Cuando una persona demuestra un entusiasmo o interés que realmente no siente, lo expresará verbalmente pero no irá acompañado de ilustraciones. Éste será el principal indicador de engaño mostrado a través de las ilustraciones. Cuando una persona mide sus palabras no aparecen tantas ilustraciones, ya que su discurso verbal está excesivamente pasado por el filtro de la razón. Cuando impartimos sucesivamente el mismo discurso, en las primeras ocasiones aparecerán más ilustraciones que en las sucesivas ya que conforme nos acostumbremos a repetirlo la carga emocional disminuirá drásticamente. Este punto será también importante en el discurso político.  Cuando se repite sucesivamente el mismo discurso deberá prestarse especial atención a no disminuir la carga emocional aplicada a éste para conseguir transmitir siempre con la misma intensidad.

Las manipulaciones (Ekman 1992) serán aquellos movimientos en los cuales una parte del cuerpo “masajea, frota, rasca, agarra, pincha, estruja, acomoda o manipula de algún otro modo a otra parte del cuerpo”. Este tipo de indicadores pueden ser breves o prolongarse durante una buena parte del discurso. Las de tipo breve parecen indicar alguna acción concreta como rascarse alguna parte del cuerpo y las más prolongadas parecen no tener finalidad alguna. Este tipo de indicadores puede extenderse también a los objetos que la persona tenga a su alcance. Se interrumpen o disimulan cuando la persona se percata de que está siendo observada. Cada individuo tiene su manipulación favorita. Las manipulaciones aumentan ante la presencia de emociones negativas, siempre y cuando la persona se encuentre en una situación formal tal y como nos ocupa en este análisis. En ambientes familiares y gran confianza las manipulaciones pueden ser un signo de relajación. Según Ekman (1992) los sujetos que muestran muchas manipulaciones son considerados mentirosos, independientemente de que éstos diga la verdad o no.

Como indicamos en el título del post, Aznar nos ofreció el pasado diecinueve de febrero un emblema consciente en toda regla. Un gesto utilizado como sustitución de un mensaje verbal.

.

Rafael López Pérez – Socio director PotenZiaT – Director Club Lenguaje No Verbal

.

NOTA: El presente artículo es un artículo de opinión. La interpretación de la Comunicación no Verbal debe ajustarse a dos reglas fundamentales: intepretar los gestos como parte de una “frase” , es decir, de manera correlativa, e intepretar los gestos en función del contexto. Cuando analizamos una fotografía estamos carentes, en cierto modo, del contexto y la correlación de gestos. Ello puede inducirnos a error. En cualquier caso, tan solo pretendemos que éste sea un ejercicio de decodificación de los mensajes subliminales que a nivel subconsciente podemos enviar y recibir a través del lenguaje no verbal. Siempre con el objetivo último de difundir la importancia de la Comunicación No Verbal entre nuestros lectores.

Visita Zapatero a Obama en el despacho oval

zapartero_obama_no_verbal

Fuente: laverdad.com

Fecha: 13-octubre-2009

1.- Zapatero muestra una posición de cierre frente a la conversación mantenida con Obama. Mantiene las piernas cruzadas, pero con el condicionante de que el cruce de piernas es totalmente opuesto a la persona de Obama. Si tuviese las piernas cruzadas en el otro sentido, es decir la derecha sobre la izquierda, la posición de cierre mantendría una puerta abierta al dialogo. En la posición que se refleja en la fotografía se demuestra un cierre en grado alto a los argumentos expresados por Obama o hacia su persona. El porqué de esta posición de cierre es la clave. Posiblemente sea debido a que se encuentra en el terreno de Obama, quizá sea porque la figura del presidente de Estados unidos impone incluso a nuestro presidente, quizá sea por el idioma en el que se desarrolla la conversación o por el uso de intérpretes, cosa que siempre dificulta la comunicación, en cualquier caso la situación de tensión y cierre es patente por parte de nuestro presidente.2.- En esta postura de cierre, el pie flotante (el que no aguanta el peso) apunta hacia el lugar donde el subconsciente desearía ir (posiblemente la puerta).
3.- Si se observan varias fotografías de esta reunión, se comprueba como la postura de piernas cruzadas es casi permanente por parte de Zapatero, observandose tan sólo un breve espacio de tiempo en el cual Obama tuvo cruzadas las piernas en orientación hacia Zapatero, es decir con la cara interna del muslo hacia Zapatero. Esta posición es mucho mas abierta al dialogo.

4.- La mayor parte del tiempo Obama mantiene la postura de esta fotografía: piernas y brazos sin cruzar y además con las piernas ligeramente abiertas. Esta posición demuestra autoridad y seguridad. Cuando dejamos nuestros puntos débiles al descubierto (garganta, pecho, genitales) estamos realizando una demostración de autoridad. Véase la postura de un militar o policía de “plantón” con brazos a la espalda, piernas abiertas y cabeza ergida. Se da el caso de que muchos policías cuando van armados no adoptan esta postura, pero cuando van desarmados la adoptan continuamente para contrarrestar la sensación de seguridad que proporciona el arma.

5.- Continuando hacia arriba, vemos las manos de Obama totalmente relajadas y las de Zapatero con una notable tensión. Intenten poner las manos de Zapatero, con dedo meñique y anular juntos y estirados y el corazón e índice encogidos, ¿difícil verdad?

6.- Obama luce un “peluco” bien gordo, lo cual también desprende una imagen de autoridad. A los ejecutivos que desean transmitir autoridad y son de baja estatura se les recomienda llevar un reloj grande.

7.- La posición del cuerpo también transmite una imagen de gran seguridad por parte de Obama (totalmente ergido) y no tanto por parte de Zapatero (ligeramente hundido en el asiento).

8.- Respecto a los brazos, Obama, tanto en esta foto como en otras de la misma sesión, se muestra con los brazos separados del cuerpo. Otra muestra de autoridad y seguridad dejando los flancos al descubierto. Zapatero en esta fotografía así como en el resto que hemos analizado aparece con los brazos totalmente pegados al cuerpo.

9.- La sonrisa, aunque sincera en ambos casos, también demuestra la tensión que les provoca la reunión a cada uno de los mandatarios. En el caso de Obama, luce una espléndida dentadura, cosa que no ocurre en caso de ZP. Aunque ambos muestran signos de sonrisa verdadera (pómulos elevados, arrugas en lateral de los ojos,…) las personas que enseñan los dientes al sonreír transmiten mucha más sinceridad.

10.-En cuanto a la proxemia (disciplina que estudia las distancias), se muestra un espacio protocolario entre ambas sillas que es transgredido por Obama en varias ocasiones como una muestra de acercamiento. El anfitrión penetra en su burbuja de intimidad y le está dando permiso para responderle en el mismo sentido, sin embargo ZP se mantiene replegado. Una mayor relajación por parte de Zapatero podría haber propiciado una mayor confianza y la creación de un mejor “feeling” entre ellos.

Según fuentes del PSOE, la reunión transcurrió en un clima “de igual a igual”, la interpretación desde el punto de vista del lenguaje corporal la dejamos en manos de nuestros lectores.

Rafael López – Socio director de PotenZiaT – Director del Club del Lenguaje No Verbal

 
 

 

 

NOTA: El presente artículo es un artículo de opinión. La interpretación de la Comunicación no Verbal debe ajustarse a dos reglas fundamentales: intepretar los gestos como parte de una “frase” , es decir, de manera correlativa, e intepretar los gestos en función del contexto. Cuando analizamos una fotografía estamos carentes, en cierto modo, del contexto y la correlación de gestos. Ello puede inducirnos a error. En cualquier caso, tan solo pretendemos que éste sea un ejercicio de decodificación de los mensajes subliminales que a nivel subconsciente podemos enviar y recibir a través del lenguaje no verbal. Siempre con el objetivo último de difundir la importancia de la Comunicación No Verbal entre nuestros lectores.
 

 

 

Bienvenidos

httpv://youtu.be/qcd7GXjrZB4